C/ Simón Carpintero, s/n P.I. Las Quemadas, parc. 14 N-4 14014 Córdoba -

Actualidad

31/03/2015

Ventajas de instalar un toldo motorizado en la terraza de tu hogar

Ventajas de instalar un toldo motorizado en la terraza de tu hogar

Como expertos en la instalación de toldos en Córdoba nos gustaría aprovechar este espacio para hablarte de los toldos motorizados y recomendarte su instalación por las múltiples ventajas que ofrecen tal y como te vamos a contar a continuación.

Si dispones de una terraza grande en tu casa, colocar un toldo en ella es la mejor manera de sacar el máximo partido a este espacio. Si además se trata de un toldo motorizado disfrutarás de la comodidad de poder subirlo y bajarlo con sólo apretar un botón, olvidándote del esfuerzo físico que supondría hacerlo manualmente.

Por otro lado, estos toldos motorizados suelen tener un pequeño programador que te permite dejar programado a qué hora quieres que el toldo se pliegue o se despligue, lo que resulta muy útil si vas a estar fuera de casa o quieres despertarte con el sol.

La presencia de sensores que detectan las rachas de viento o la lluvia también es otra de las grandes ventajas que reúnen los toldos motorizados. Si has dejado tu toldo bajado en un día soleado y de repente se levanta un viento fuerte, en cuanto los sensores lo detecten, accionarán el toldo para que éste se pliegue automáticamente y no corra así peligro de romperse.

A la hora de barajar modelos para llevar a cabo la instalación de toldos en Córdoba piensa que los toldos motorizados son además muy resistentes, duraderos y no requieren de ningún mantenimiento especial por el hecho de tener incorporado un motor.  A nivel estético, podrás encontrar toldos motorizados en una amplia gama de colores y acabados entre los que puedes elegir aquel que mejor se adapte a la estética y estilo arquitectónico de tu terraza.

Ven a Toldos y Persianas Saez y descubre la amplia gama de productos de nuestro catálogo. Seguro que encuentras el toldo o las persianas que estabas buscando para tu hogar.